Demandaron a Swiss Medical por desafiliar a un hombre con cáncer

Ante situaciones de nauseas y algún malestar desde meses atrás, Juan Cruz Mathé decidió acudir en marzo a un médico para que diagnostique su problema de salud, y afiliarse a la empresa de medicina prepaga a la que su esposa e hijos estaban vinculados desde hacía un par de años para tener un respaldo. El hombre aseguró que se unió a la cobertura de salud un día antes que le detectaran un cáncer de esófago. A pesar de que la prepaga le reconoció los medicamentos, días después le anuló la inscripción argumentando que había obviado mencionar la enfermedad preexistente.

La esposa de Juan Cruz llamó al vendedor de Swiss Medical, al que conocían porque tenían una relación por ser afiliados.

“El Sr. Oscar Randisi, empleado de Swiss Medical S.A., (asistió) en fecha 20 de marzo, a las 17, en el domicilio del comercio de mi esposa: ‘El Lechero’, ubicado en calle Cervantes número 18 de Paraná”, consta en la demanda titulada ‘Mathé Juan Cruz S/ Acción de Amparo (Swiss Medical S.A.)’”.

El abogado de Mathé, Pedro Raiteri, explicó que la mujer llenó los formularios ante la presencia de las empleadas del negocio y un amigo familiar el 20 de marzo, y que el empleado de la empresa le fue preguntando los datos del futuro afiliado. El encuentro concluyó, según relataron, en que “estaba todo bien”. El día anterior, Mathé se había realizado la biopsia.

Raiteri dijo que en noviembre su cliente tuvo un reflujo y se realizó una endoscopía con un médico de Paraná que no le detectó nada. En enero tuvo un nuevo reflujo con gastritis y ahí visitó a un médico amigo, quien le pidió una endoscopía y que allí, “algo le vieron pero no pueden identificar de qué se trata”. Es entonces cuando le pidieron una biopsia, que se realizó el 19 de marzo. Le aseguraron que los resultados estarían en unos 15 después, pero dos días más tarde lo llamó el médico y le expresó su preocupación profesional. Cuando se afilió a Swiss Medical no sabía los resultados, en forma inequívoca”, aseguró el abogado.

El profesional dijo que la esposa firmó en confianza la ficha y que no sólo no miró la fecha que puso el vendedor de la empresa, sino que éste no le dejó ningún papel donde constara el día de afiliación.

Juan Cruz Mathé aseveró que él actuó de buena fe. “Todo era normal, tanto que la empresa me reconoce los medicamentos a posteriori para la quimioterapia, y me lo mandan a mi casa, y es una medida que aparece luego de conocida la noticia que tenía un tumor”, describió.

Cuando se produjo la anulación de la afiliación, Mathé y Raiteri acudieron a la Justicia porque entendieron que existe una arbitrariedad, pero el juez de Instrucción, Alejandro Grippo, rechazó el amparo. “Swiss Medical interviene con un gestor como abogado y el juez rechazó el amparo ya que en la fecha de afiliación en vez de figurar 20 de abril figura el día 22 de abril, es decir dos días después de la fecha original de afiliación”, explicó el letrado.

Raiteri dijo que existen varias irregularidades en el proceso. “En principio no se podría desafiliar y uno de los motivos es que se omita en la declaración jurada enfermedad anterior, por eso es tan importante la fecha de afiliación y estamos evaluando accionar penalmente contra el señor Randisi y contra la empresa. Solicitamos al Tribunal que considere las pruebas testimoniales que dan fe de la fecha de afiliación cuando el vendedor completó las fichas ante su esposa. Él sólo quiere la cobertura y nada más”, reseñó. Según consta en la causa y el propio Mathé recordó: “Todos los profesionales me atendieron por la cobertura de salud contratada a Swiss Medical”.

Mathé entendió que fue el mismo quien comunicó a la empresa de medicina prepaga los resultados y en la causa, pletórica de datos y detalles médicos, así quedó expresado. Sin embargo, el 24 de abril “llegó también a mi domicilio la Carta Documento CD 265900426, fechada 24/04/12, de Swiss Medical S.A. dirigida a mi esposa Carmela Guiter, donde falazmente comunicó que ella como yo habíamos omitido indicar en la Declaración Jurada de Enfermedades, Internaciones, Operaciones y Accidentes anteriores a su asociación” que yo presentaba “adenocarcinoma semidiferenciado infiltrante de mucosa cardial que compromete corion de esófago” y que consecuentemente consideraron nulo el contrato suscripto”.

Por estos días, Mathé avanzó en el tratamiento de su enfermedad pero sin cobertura de obra social, y reconoció: “Lo que más me duele de todo esto es que me tomen como un mentiroso, como que deliberadamente intenté estafar a alguien. Yo mismo les entregué la documentación con la fecha y cómo voy a omitir información. Lo que sucedió es que hay un error administrativo y se cambió la fecha de afiliación. Nadie que quiere engañar entrega al otro los informes médicos. Me siento muy agraviado y mal por la situación”, dijo el contador.

El tema resulta complejo por el corto lapso entre las fechas y los documentos existentes, por lo que no es tarea sencilla para el máximo Tribunal de Justicia local. En tres o cuatro días se suceden los hechos y se espera que la resolución judicial sea conocida en los próximos días.

El reclamo
Según publicó El Diario, en la acción de amparo interpuesta por Juan Cruz Mathé se puede leer en parte de sus argumentos los siguiente: “La arbitrariedad e ilegitimidad del proceder de Swiss Medical SA son manifiestas por cuanto: 1) falsamente atribuye que fui yo quien omití declarar que padecía cáncer al momento de completar la declaración jurada. Pero la realidad es que quien suscribió la cobertura de salud y asentó la declaración jurada fue mi esposa, Carmela Guiter; mal puede entonces invocar alguna omisión por mi parte si no suscribí ninguna documentación. 2) A la fecha de suscripción ni mi esposa ni yo sabíamos de la enfermedad porque aún no estaba diagnosticada; el diagnóstico fue hecho con fecha posterior a suscribirse la declaración jurada por ende no puede reputarse una en enfermedad preexistente; 3) pretende volver contra sus propios actos de cumplimiento del contrato de medicina prepaga y de cobertura de la enfermedad que padezco; 4) supone la potestad unilateral de incumplir el contrato de medicina prepaga so pretexto de considerar unilateralmente nulo el mismo”.

Fuente: Análisis – Infoalternativa

Dejar un comentario

por favor ingrese su Nombre

Su email es requerido

Por favor ingrese un email valido

Una cuenta de email es requerida

Escriba su mensaje

Bureau de Salud © 2014 All Rights Reserved

Bureau de Salud no tiene responsabilidad alguna sobre el contenido de las notas en cada una de ellas se cita la fuente que la emite. Todo contenido publicado en el Bureau de salud no sustituye a la consulta médica.

Desarrollado por linkingSimona y Segmento Consultora

Powered by WordPress