Las lesiones, según las diferentes etapas de la vida

En los chicos, son más prevalentes los problemas de crecimiento y las fracturas, mientras que en la adultez comienzan a aparecer las molestias generadas por la sobrecarga de trabajo y el estrés. Por su parte, en la tercera edad, lo más común es ver lesiones artrósicas.

Durante toda la vida, siempre y cuando se practique algún deporte o se realice determinada actividad física, una persona corre riesgo de lastimarse o lesionarse.

Esto tiene que ver, en parte, con el tipo de ejercicio que se realice -y por supuesto lo preparada o no que esté una persona para llevarlo a cabo- pero también con ciertos factores “extrínsecos” y algunos “intrínsecos”.

Entre los primeros, se cuentan la alimentación, el estado de salud general, el calzado utilizado, la superficie e inclusive la vestimenta que se utiliza para un determinado deporte en cierta superficie; mientras que entre los intrínsecos se encuentra uno fundamental y determinante: la edad.

Ocurre que a medida que pasan los años y transcurren las diferentes etapas de la vida, las lesiones varían.

De acuerdo con el doctor Marcos Galli Serra, médico del staff de Ortopedia y Traumatología y del staff de Ortopedia Oncológica y Banco de Tejidos del Hospital Universitario Austral (HUA), “desde el punto de vista ortopédico y traumatológico en el caso de los chicos son más frecuentes las complicaciones relacionadas con el crecimiento y desarrollo óseo, así como también las fracturas. Éstas, por lo general, se solucionan mediante la colocación de un yeso”.

Esto quiere decir que en la infancia, la mayoría de las lesiones no requieren la realización de intervenciones quirúrgicas.

“Por su parte, los adolescentes o jóvenes, también sufren fracturas, aunque además suelen padecer esguinces o lesiones ligamentarias complejas que en algunos casos requieren la realización de una cirugía, pero también de diversos ejercicios de rehabilitación”, sostuvo el especialista.

“En estos casos, por supuesto, tiene mucho que ver el deporte o actividad que se realice”, completó el doctor Galli Serra, haciendo referencia a que por supuesto no es lo mismo un adolescente que practica rugby o una joven que hace hockey, que una persona de esa misma edad cuyo ámbito de desempeño es la natación, deporte en el cual no sólo no hay roce sino que además la ‘superficie de impacto’ no existe.

En cuanto a la adultez, tal como explican los especialistas, cobran importancia las lesiones asociadas a la sobrecarga y el estrés, dos “pilares” de la actividad laboral.

Así, empiezan a surgir problemas como la tendinitis -por utilizar tanto la computadora- la cervicalgia, favorecida por el hecho de dormir y descansar mal luego de un día de tensiones, y la lumbalgia, en la cual mucho tienen que ver las malas posturas.

Cabe destacar que es real que molestan y mucho en el día a día, aunque estas lesiones no son graves y por lo general mejoran mucho con kinesiología u otras actividades quizás más relacionadas con los hobbies, lo “extra-laboral” y el esparcimiento.

“Finalmente, en los adultos la consulta más frecuente es por artrosis y su posible tratamiento, tal como ocurre con los adultos mayores, debido a que en la tercera edad junto a las lesiones artrósicas comienzan a aparecer algunas de origen traumático como la fractura de cadera o muñeca, que a su vez son muy prevalentes debido a la osteoporosis”, completó el Galli Serra.

Una buena receta
Cada persona es diferente, y por lo tanto también lo es el tipo de actividad o ejercicio que le puede dar resultado ya sea para bajar de peso, tonificar, mantener o simplemente sentirse mejor y despejarse luego de un día de trabajo. Sin embargo, una buena opción para evitar lesiones cambiar periódicamente de rutina. Esto quiere decir que aunque un hábito dé resultados, es importante modificarlo o al menos cambiar pequeñas cosas luego de cierto tiempo.

“Lo que sirve es la actividad, no la forma en la que se haga, razón por la cual no sólo no existe una receta única e infalible, sino que además siempre es recomendable cambiar o al menos ir incorporando siempre nuevos elementos”, sostuvo el doctor Ricardo Solari, jefe Traumatología y Ortopedia del Hospital Rivadavia.

Número de matrícula del especialista consultado:
Dr. Ricardo Solari: M.N. 53.060

Fuente: PRO-SALUD News

PinterestLinkedInFacebookGoogle+Bookmark/FavoritesEmailPrintFriendlyMarcador
  • Publicidad

    Alza la Voz Lateral
  • 0 comentariosIngrese en suyo
    1. muy claro el enfoque del tema

    Dejar un comentario

    por favor ingrese su Nombre

    Su email es requerido

    Por favor ingrese un email valido

    Una cuenta de email es requerida

    Escriba su mensaje

    Bureau de Salud © 2014 All Rights Reserved

    Bureau de Salud no tiene responsabilidad alguna sobre el contenido de las notas en cada una de ellas se cita la fuente que la emite. Todo contenido publicado en el Bureau de salud no sustituye a la consulta médica.

    Desarrollado por linkingSimona y Segmento Consultora

    Powered by WordPress