Las facturas de las prepagas en febrero podrían llegar con hasta un 27% de incremento

Corresponde a reajuste de dos meses

incrementos

A los fuertes aumentos de precios en colectivos, combustibles y alimentos que trajo el comienzo del año ahora habrá que sumar los de la medicina prepaga, que llegarán con un impacto extraordinario. Es que, si todo se hace como fue anunciado, muchos afiliados recibirán en febrero facturas hasta 27 por ciento más caras que las pagadas este mes, algo que entidades de usuarios ya denuncian como “ilegal”. La razón es que en febrero las principales empresas planean empezar a cobrar el aumento que el Gobierno autorizó a fin de año, del 9 por ciento para entidades con menos de 100.000 afiliados y del 8 por ciento para el resto. Pero las prepagas asumen que esa suba rige desde el 1° de diciembre, y ya avisaron por carta que también reclamarán, en forma retroactiva, los incrementos no cobrados de diciembre y enero.

“El aumento de cuotas autorizado, que era muy necesario para el sector, tiene vigencia a diciembre. Pero para cumplir con los tiempos de preaviso, muchas entidades recién podrán cobrar todo en febrero”, confirmó Hugo Magonza, vicepresidente de la Asociación de Entidades de Medicina Privada (ADEMP). Algunas prepagas, agregó, decidieron para eso dividir el monto retroactivo en cuotas.

Así, la mayoría de las empresas, que cobran sus cuotas al inicio de cada mes, ya preparan sobres con una suba total del 24 por ciento y hasta del 27 por ciento, al juntarse la cuota encarecida de febrero con el 8 o 9 por ciento pendiente de diciembre y de enero. Por ejemplo, un usuario que venía pagando 750 pesos tendrá en febrero una factura de 952 pesos por única vez, y luego de 817 pesos cada nuevo mes.

A los usuarios que en estos días llaman a la Superintendencia de Servicios de Salud se les responde que el cobro retroactivo está autorizado. Pero asociaciones de consumidores consideran cualquier cobro retroactivo como “ilegal”.

Por un lado, destacan, la resolución que autorizó las subas afirma que entran en vigencia el 16 de diciembre y agrega que “podrán percibirse una vez cumplida la notificación prevista” en el decreto reglamentario de la Ley de Prepagas. Pero ese decreto exige un preaviso mínimo de “30 días hábiles, contados a partir de la fecha en que la nueva cuota comenzará a regir ”.

Así, sostienen las entidades, para que el aumento pudiera regir desde diciembre, las empresas deberían haberlo avisado antes. Y si el preaviso se concretó recién en las últimas semanas, el ajuste sólo podría cargarse a las cuotas desde febrero o marzo, sin retroactivos.

“La interpretación que hacen las empresas y la Superintendencia de Servicios de Salud es ilegal.

Las cartas no pueden notificar sobre una suba que ya se aplicó. Deben avisar sobre un aumento a futuro, para que cada afiliado pueda decidir si quiere o puede pagarlo”, afirmó Fernando Blanco Muiño, presidente de la Unión de Consumidores de Argentina.

Fuente: Análisis Digital

PinterestLinkedInFacebookGoogle+Bookmark/FavoritesEmailPrintFriendlyMarcador
Dejar un comentario

por favor ingrese su Nombre

Su email es requerido

Por favor ingrese un email valido

Una cuenta de email es requerida

Escriba su mensaje

Bureau de Salud © 2014 All Rights Reserved

Bureau de Salud no tiene responsabilidad alguna sobre el contenido de las notas en cada una de ellas se cita la fuente que la emite. Todo contenido publicado en el Bureau de salud no sustituye a la consulta médica.

Desarrollado por linkingSimona y Segmento Consultora

Powered by WordPress